17 errores que pueden matar tu blog (del 1 al 6)

post
17 errores que pueden matar tu blog (del 1 al 6)

 
Esta semana os traemos un artículo en el que el bloguero británico Fabrizio Van Marciano, responsable de Magnet4Blogging, repasa algunos de los errores que cometió cuando se adentró en el mundo de sacar adelante un blog. Van Marciano hace una profunda reflexión sobre pequeños y grandes errores en los que fácilmente podemos caer todos y por cada uno de ellos ofrece un consejo para evitarlos. Como el artículo es muy largo, lo que os traemos es una traducción un poco abreviada y repartida en tres partes. Aquí va la primera:
 
 

Cuando me embarqué en el mundo del blog en 2010, no pensé mucho sobre las cosas que había que hacer y que no había que hacer a la hora de mantener un blog. Como cualquier otro novato, simplemente trabajé duro e ineficazmente y seguí al resto de la manada. Sin embargo, con el tiempo me di cuenta de algunos de los errores que había cometido por el camino, muchos de los cuales sin percatarme. No me avergüenza admitir que cometí unos cuantos errores en su momento.
 
El caso es que lamento y al mismo tiempo no lamento haberlos cometido. A veces pienso que si no hubiese cometido ningún error las cosas habrían sido distintas con mis artículos, quizás podría haber tenido más éxito, pero en realidad no puedes construir un blog sin cometer algunos errores por el camino, y yo he aprendido algunas duras lecciones cometiéndolos.
 
Sea como sea, he creado una lista con los que yo creo que son los principales errores que cualquiera puede cometer cuando comienza en el mundo del blog. Como digo, en muchos de ellos incurrí yo mismo. Así que si eres un novato o si quieres llevar a un nuevo nivel tu blog, creo que encontrarás esta lista muy útil.
 
1. Crear tarde tu lista de mail
Este tiene que estar en el número 1 de mi lista de errores de todos los tiempos. Cuando lancé mi blog en 2010, no pensé en crear una lista de correo. Las RSS eran una gran cosa y, como los demás, me aseguré de que la gente pudiese conseguir las actualizaciones de mi blog subscribiéndose a las RSS. Sin embargo, con el tiempo me di cuenta de que, aunque las RSS siguen siendo importantes, crear una lista de correo todavía lo es más. Tardé un año y medio en darme cuenta de ello y en ofrecer un formulario de suscripción en mi blog.
 
Consejo: Crear una lista de correo para tu blog desde el principio es muy importante, básicamente debería ser parte del proceso de construcción de tu blog. El marketing a través del mail puede ayudar a dirigir un montón de tráfico a tu web. Cuantos más subscriptores tengas, más lectores tienes para promover tu contenido y productos y esto significa más tráfico y más ingresos para tu blog.
 
Si aún no has pensado en crear una lista de correo, te tecomiendo hacerlo a través de MailChimp.
 
2. Sin estrategia de contenido
Nunca me tomé el tiempo necesario para pensar o crear una lista de ideas para artículos, y eso que fue una de las primeras cosas que aprendí sobre blogs. Tampoco me paré a reflexionar para qué público estaba escribiendo. Lo normal era que si algo me inspiraba, escribiese sobre ello. Peor aún: solía mirar sobre qué escribían los demás y ofrecía lo mismo, añadiendo algún apunte propio al tema.
 
Consejo: Desarrollo tu propia estrategia de contenido, crea una lista de ideas de artículos para usarlas en el futuro.
Decide a través de qué tipo de plataforma quieres difundir tu contenido, ya sea a través de vídeos en YouTube o de podcast. Tienes que tener claro sobre qué quieres escribir y cuál es el público al que quieres llegar. También es saludable ver sobre qué escriben otros bloggers, pero no para añadir ‘paja’ a las mismas ideas. Leer otros artículos puede ayudar a construir tu propio discurso sobre un determinado tema. También puedse revisar los comentarios de otros artículos para descubrir las opiniones de los lectores.
 
3. Sin una rutina
Cuando empecé con mi blog, no tenía ninguna rutina. Podían pasar meses en los que escribiese un artículo al día y otros en los que no escribiese nada. Como resultado de mi inconsistencia, los lectores del blog no sabían cuándo esperar un nuevo artículo. Pero no me di cuenta de cómo les afectaba esto hasta que un día recibí un mail de un suscriptor, en el que me explicaba que estaba a punto de abandonar mi lista de subscriptores porque no actualizaba mi blog con tanta frecuencia como anteriormente y quería saber qué estaba pasando.
 
Consejo: Si vas a escribir diariamente o semanalmente, asegúrate de que sea algo fijo. Si no puedes comprometerte con un artículo diario, desarrolla una rutina que te ayude. Es beneficioso para ti y, sobre todo, para tus lectores.
 
4. Poner la cantidad por encima de la calidad
Este es un error muy común entre los blogueros cuando empiezan y es muy fácil cometerlo sin darte cuenta. Al principio, escribía un artículo cada día, pero cuando pienso en ello ahora, me doy cuenta de que lo que estaba haciendo era producir contenido chapucero, que raramente ofrecía algo nuevo a los lectores. No fue hasta una actualización del algoritmo de Google (Panda) que hice una revisión y me di cuenta de la cantidad de artículos que había escrito y de que ofrecían muy poco contenido de valor. Por tanto, me paré a pensar cómo crear contenido de más calidad para mi blog.
 
Consejo: Google adora las páginas ricas en contenido útil, por lo que no pongas la cantidad de artículos por encima de su calidad. Un blog con 100 artículos realmente útiles es mucho más probable que consiga más tráfico, comentarios y que enganche al público, además de mucho más respeto por parte de Google, que un blog con 1.000 artículos chapuceros. Y no necesitas escribir a diario, a veces con 2 ó 3 buenos artículos a la semana es suficiente.
 
5. Pretender hacerlo todo uno mismo

Algunos blogueros podrían pensar que esto no es un error, pero desde mi punto de vista sí lo es. Cuando empiezas, necesitas toda la ayuda que puedas conseguir, y el error que cometí en mi primer año fue intentar hacerlo todo yo mismo.
 
Consejo: No actúes solo, hay mucho que aprender de otros blogueros con más experiencia que pueden guiarte a través del proceso. Ponte en contacto con ellos y no temas pedirles ayuda. Puedes ofrecerles incluirlos en tu blog con una entrevista o un artículo con preguntas y respuestas sobre cuestiones básicas del mundo blog. De esta forma, tu blog puede servir de ayuda, además, a otros novatos.
 
6. No tomarse la copia de seguridad en serio

Este es un error que pretendo no volver a repetir nunca. Os cuento mi experiencia. Cuando comencé mi blog tuve algunos problemas con un plugin que instalé y una mañana me levanté, intenté acceder a mi blog y me encontré con una pantalla completamente en blanco. En vez de permanecer en calma y tratar de identificar el problema de una forma inteligente, los intentos que hice por arreglar la situación me llevaron a borrar de forma accidental algunos importantes archivos, descalabrando por completo el blog. No puedo deciros cómo lo hice, pero lo peor fue que no tenía una copia de seguridad.
 
Consejo: No asumas riesgos con tu blog. Asegúrate de que cuentas con una copia de seguridad completa.
 
 

El artículo original se puede leer aquí (en inglés).
 
La foto es de Death to Stock.
 

Comentar

(Spamcheck Enabled)