El SEO explicado para empresarios que no saben qué es ni por qué lo necesitan (3)

post
El SEO explicado para empresarios que no saben qué es ni por qué lo necesitan (3)

 
Continuamos con este recorrido por los básicos del SEO o posicionamiento web. Si has leído los dos artículos anteriores ya sabrás qué la arquitectura interna de tu web es vital para que los buscadores te entiendan y que apostar por la publicidad online es una buena estrategia para ganar en visibilidad. Pero la clave del posicionamiento es conseguir que los buscadores no sólo nos entiendan y nos traten con cariño (vía pago), sino que consideren que somos la mejor respuesta posible. Tenemos que convencer a Google y compañía de que cuando un cliente o cliente potencial de nuestro negocio recurra a sus buscadores para localizar un negocio que responda a sus necesidades, nosotros somos la mejor opción. ¿Y cómo podemos hacer esto? Demostrando que somos toda una autoridad en nuestro sector. ¡Ahí es nada!
 
Hay empresas que, de hecho, son un referente en su sector, pero eso no significa que Google lo sepa. Es necesario que lo sepa, que lo crea y que nos trate con la deferencia que tal posición se merece. Pero si nuestra empresa no es un referente, hay que convencer a Google de que sí lo es. Es una cuestión de percepción.
 

Antranias / Pixabay


 
Para construir esta imagen de autoridad, hay un elemento clave: los enlaces externos. Los robots de Google (y del resto de buscadores) no leen las webs al estilo humano, sino que para entenderlas las convierten a un lenguaje propio y para valorarlas recurren a ciertos indicadores que, a su modo de ver, demuestran la valía de una web. El principal es el número y calidad de webs que remiten a tu web, es decir, que señalan tu página como un referente. Pongamos un ejemplo: nuestro negocio es una casa rural y la mejor publicidad no pagada que podemos conseguir es que incluyan un reportaje sobre nuestro establecimiento en la revista más importante del sector. En clave digital, que en este supuesto reportaje se incluya la dirección de nuestra web representa disponer de un enlace externo muy valioso. Cuandos más enlaces de este tipo consigamos, más aumenta nuestra autoridad a los ojos de Google, porque son otros los que hablan bien de nosotros, certificando de esta forma nuestra buena posición dentro del sector o, al menos, creando la percepción de que somos un referente.
 
Trampas y castigos
 
La tarea de conseguir enlaces externos, y aquí pesa más la calidad que la cantidad, es un trabajo arduo y nada sencillo. Es una carrera de fondo. Hay estrategias para acelerar el proceso, como la compra de enlaces, algo que mencionamos simplemente para informar sobre su existencia, pero que nosotros no recomendamos. El objetivo de Google es ofrecer a los internautas que usan su buscador la mejor respuesta posible a su pregunta. Para ellos es una cuestión de credibilidad. Si el orden de las respuestas de Google no responde a ningún criterio y obliga al internauta a navegar y navegar en busca de la respuesta que necesita, el servicio no resulta satisfactorio y esto es lo que Google quiere evitar. Su meta es ofrecer los resultados siguiendo un ránking de adecuación, siendo las primeras respuestas las que más se aproximan a la respuesta perfecta. Recurrir a estrategias como la compra de enlaces para aumentar la percepción de autoridad que tiene Google puede resultar eficaz a corto plazo, ya que hay que tener en cuenta que los buscadores utilizan fórmulas matemáticas para puntuar la autoridad de cada web y asignarle un puesto en los resultados. Dado que a más enlaces, más puntos, es fácil imaginar que podremos engañar a Google, pero el proceso de los buscadores no termina aquí, ya que son muy conscientes de las trampas que surgen para manipular sus respuestas. Por ello, invierten esfuerzos no sólo en depurar el proceso para determinar la autoridad de las webs, sino también en detectar las trampas. Y si Google te pilla, puedes acabar en la cola de resultados o directamente desaparecer de su buscador. Hay que tener en cuenta que esto no es un servicio público, sino una empresa privada, que decide si te quiere en su buscador o no. Y si te saltas sus reglas, lo lógico es que prescinda de ti. Para nosotros, esto es motivo suficiente para descartar los atajos. Pero existir, existen.
 

blickpixel / Pixabay


 
Como comentamos, la tarea de conseguir enlaces externos no es sencilla. Si queremos ser un referente en nuestro sector (sea el que sea), tenemos que ofrecer un servicio bueno y/o diferenciado. Pero ser buenos en lo nuestro no es suficiente, hay que informar al mundo de que somos buenos en lo nuestro. Si la revista más potente del sector del turismo rural no sabe que existe nuestra casa, ¿cómo va a sacar un reportaje sobre la misma? Por este motivo, hay que conseguir que los internautas se encarguen de hablar de nosotros.
 
Llegados a este punto nos volvemos a encontrar con Google My Business. Si nuestros clientes están satisfechos con el servicio que les hemos ofrecido, debemos animarlos a que compartan su satisfacción en el área de reseñas de Google para que otros posibles clientes nos conozcan, sino para indicarle a Google que tenemos fans encantados de hacernos publicidad.
 
Hay que crear un blog
 
Pero esto es un pequeño proceso si lo comparamos con la estrategia de contenido que debemos llevar a cabo para hacer que otras webs nos enlacen. Hay que crear un blog. Debemos tener en nuestra web corporativa un área en la que publiquemos artículos en los que demostremos que somos un referente en nuestro sector. Demostrar, no presumir. Es decir, la estrategia pasa por ofrecer información útil y relevante para nuestros posibles clientes, pero también para el resto de negocios del sector, de tal forma que seamos nosotros los que marquemos la pauta para acabar convirtiéndonos en la web a la que hay que acudir para estar informados. Es un proceso largo y trabajoso, pero es la mejor forma (la más duradera) de convencer a Google de que la autoridad es nuestra y nos merecemos estar en el primer puesto de su buscador.
 
En nuestro blog, ya hemos abordado con anterioridad la dificultad que tiene crear y mantener un blog de calidad y hemos ofrecido una guía para orientar a las pymes en este proceso, así como un catálogo de consejos básicos a la hora de escribir artículos. Y como, de nuevo, nos hemos liado escribiendo, dejaremos para una cuarta y última entrega el tema de la conversión web, con el que cerraremos esta guía básica de SEO.
 
 
——
 
¿Te gustó el artículo? Puedes leer más como éste si te suscribes a nuestro boletín. ¡Pincha aquí y suscríbete!
 
 

Sobre 

Periodista.

  • googleplus

Un comentario sobre “El SEO explicado para empresarios que no saben qué es ni por qué lo necesitan (3)

  • avatar
    Bitacoras.com on enero 26th, 2015

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:   Continuamos con este recorrido por los básicos del SEO o posicionamiento web. Si has leído los dos artículos anteriores ya sabrás qué la arquitectura interna de tu web es vital para que los buscadores te entiendan y que apo..…

Comentar

(Spamcheck Enabled)