Las tres plantillas WordPress de la semana: Richard, Xavier, Okean

post
Las tres plantillas WordPress de la semana: Richard, Xavier, Okean

 
La selección de esta semana se centra en la exhibición de trabajo. Son tres portafolios con los que creativos, profesionales y empresas pueden mostrar lo qué hacen de tres formas distintas. Cada uno de ellos se presenta bajo un nombre propio, pero más allá de su concepto y su nombre, poco tienen que ver.
 
richard
 
1. Richard
Apertura de lo más habitual: gran foto con logo y menú calado encima. En este primer pantallazo, Richard podría pasar por una página corporativa de manual: portada larga con módulos apilados en los que se desgrana toda la información de la empresa de turno. Pero no. En cuanto bajamos, nos encontramos con que el resto de la portada está ocupada por un portafolio, en formato masonry, muy elegante, limpio, sencillo y moderno. Nos gusta porque ofrece una imagen moderna y clásica al mismo tiempo.
 
xavier
 
2. Xavier
Esta plantilla también mezcla clasicismo y modernidad, pero de una manera diferente. Es clásica en el sentido de que es muy corta, la portada apenas ocupa pantalla y media. Es moderna por es muy limpia, muy blanca-gris y otorga un relevante protagonismo a la tipografía. Y es una mezcla peculiar entre clásico y moderno cuando recurre al formato diamante para presentar los trabajo, un formato que se estiló hace algún tiempo y que en Xavier se reinventa creando un mosaico realmente atractivo. El resultado final es completamente diferente a lo que vemos hoy en día en las plantillas diseñadas para priorizar los portafolios.
 
okean
 
3. Okean
Pero para diferente está Okean. Lo primero que llama la atención es que el logo está escondido, no aparece en ningún momento durante la navegación por la portada. Está claro que lo que prima aquí es el trabajo que se quiere mostrar y no tanto la marca que está detrás del mismo. Si queremos saber cuál es tenemos que ir al icono de la hamburguesa que oculta el menú para encontrarnos con el logo y las secciones de la web. Desde luego, esta opción de ocultar el logo resulta de lo más vanguardista, sobre todo si tenemos en cuenta que la presentación de los trabajo se realiza dividiendo verticalmente cada pantalla en dos partes: una se destina a la imagen y otra a la explicación del proyecto (título, texto y acceso a la ficha completa). Con esta estructura resultaría más que factible ubicar el loco en el área destinada al texto, completando así la información que se ofrece al visitante en un primer vistazo. En cualquier caso, Okean es una propuesta diferente, quizás un poco arriesgada, pero muy resultona, algo a lo que contribuye el efecto de pantalla partida y deslizamientos inversos que ofrece la navegación.
 
——
 
¿Te gustó el artículo? Puedes leer más como éste si te suscribes a nuestro boletín. ¡Pincha aquí y suscríbete!
 
 

Sobre 

Periodista.

  • googleplus

Comentar

(Spamcheck Enabled)